martes, 14 de marzo de 2017

Blame! – La Travesía (RS)





Introducción

La Odisea es una de las más grandes historias de la literatura universal, es la aventura fantástica primigenia; nos asombra por las descripciones de su mundo mitológico y nos conmueve por representar la  lucha del hombre no sólo contra la naturaleza sino contra las divinidades.  Es por ello que su mayor aporte a la narrativa universal, es su tema central: La travesía. Y ese tema es el medio perfecto para mostrarnos un mundo nuevo, para explorar sus confines inimaginados, un mundo que se  abre ante su protagonista, para que el lector tenga la ocasión de involucrarse finalmente, en la búsqueda y el descubrimiento.

En el Manga, un magnífico ejemplo de lo que es la travesía, la encontramos en Blame!, una creación de Tsutomu Nihei, que consta de 10 volúmenes y fue publicada de 1998 hasta el 2003.

Historia

La historia trascurre en un mundo futurista, altamente tecnológico, conocido como “La ciudad”; una dantesca construcción de dimensiones desconocidas, formada por sectores o plantas separadas por impenetrables barreras, conocidas como “Mega-Estructuras”





 “La Ciudad” presenta una característica que se asemeja  un organismo vivo, por un lado, Los Constructores, organismos cibernéticos cuya función es la reparación, expansión y creación de las estructuras  y por otro lado Los Dispositivos de Seguridad, organismos cibernéticos sumamente hostiles encargados de la seguridad general de las Mega-Estructuras.

Debido a que han pasado muchos años,  Los constructores,  están fuera de control, ya que no están recibiendo órdenes concretas. Esto se refleja muy bien en la precuela de Blame!, NOiSE,  en el que se nos muestra, como la construcción desbocada de La Ciudad, está a punto de envolver completamente a la Luna. 


Leyenda: La luna que alguna vez estuvo suspendida, arriba en el cielo, terminó siendo asimilada por la Mega-Estructura.

Es por ello que una especie de gobierno central Netsphere, contrata a Killy, un especialista en recuperación, para buscar a quien posea el gen de conexión de a red, que les permita controlar nuevamente La Ciudad. Con esa consigna, Killy empieza una ardua búsqueda en este mundo desconocido, donde tendrá que lidiar con los peligros que representan, los Dispositivos de Seguridad, que atacan indiscriminadamente a cualquiera que se acerca a las Mega-Estructuras y las Criaturas de Silicón, Cyborgs hostiles, quienes quieren exterminar por completo al género humano.


Encuentro con "Las Criaturas de Silicón"

Estética Blame!

El arte de Blame!, es de por sí un catálogo pedagógico artístico. Sería mi primera recomendación a cualquier artista que esté interesado en la ciencia ficción. Las escenografías y los fondos son variados y muy bien detallados, mostrando un prolijo por parte del artista, realmente admirable. 






En ese deseo de mostrar un viaje por muchos niveles y diferentes escenarios, de hacerte sentir que el protagonista está en medio de un inmenso y desolado mundo cibernético y que realmente está avanzando dentro de este; que está en un nuevo nivel diferente al anterior, porqué nada es idéntico a cada capítulo y los escenarios no se repiten. Es por lo que terminas creyendo la ilusión de la travesía. Tanto es así que si se afirmara que Killy ha subido 10’000 pisos, al final de su jornada, tú lo creerías sin dudar. 







En cuanto a los diseños de personajes, encuentro una característica curiosa en el artista. Por ejemplo cuando crea a algún personaje no humano, realmente demuestra un buen nivel de diseño, pero en cuanto a los personajes humanos y reales desacierta en cuanto a las proporciones y su trabajo se ve desmejorado. Es una especie de paradoja, a  Nihei le cuesta dibujar a seres cuya referencia se podría encontrar en cualquier lugar, pero no parece plantearle ningún desafío, la creación de objetos o seres inexistentes.


Conclusiones

Se espera una nueva adaptación al anime de este magnífico manga, y ya que va ser enteramente en 3DCGI, realmente me muestro poco optimista con los resultados que Polygon Studio pueda lograr; porqué el punto fuerte de Blame!, está es su estética misma, hay poco lugar para el dialogo o el desarrollo de personajes. 
Blame nos habla del deber y la deshumanización, porque al fin de cuentas es un cyberpunk, pero estos temas son opacado y dejado en segundo plano por el  magnífico arte de Nihei. Porqué lo importante de una travesía, no es haber llegado al final, sino el recorrido mismo.

Puntación: 8.8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas Plugin for WordPress, Blogger...